[Digite texto] [Digite texto] [Digite texto]
DOI: 10.35699/2317-6377.2022.36541
eISSN 2317-6377
La música como estrategia de ritualización:
una aproximación a la práctica ritual mapuche
Leonardo Díaz-Collao
https://orcid.org/0000-0002-2022-236X
Universidad de Los Lagos, Departamento de Humanidades y Artes
leodiazcollao@gmail.com
SCIENTIFIC ARTICLE
Submitted date: 01 oct 2021
Final approval date: 06 dec 2021
Resumen: En el presente artículo sugiero, basado en mi trabajo etnográfico y en la discusión bibliográfica, que, debido
al énfasis en dos ceremonias masivas (ngillatun y machitun), los estudios sobre música mapuche han prestado poca
atención al rol de la música en las prácticas “ritualizadas” cotidianas, lo que reduce la reflexión sobre la acción musical
en contexto ritual solo a ciertos eventos ceremoniales colectivos. Por el contrario, considero que observar el
despliegue de la música en diversas situaciones rituales puede contribuir a la comprensión de las finalidades y agencia
que los sonidos y la música poseen en el mundo mapuche. Para este propósito, propongo un modo de abordar la
práctica ritual mapuche -que identifica prácticas ritualizadas y eventos rituales colectivos- y considero la acción musical
colectiva como una estrategia de ritualización que se enmarca en una dramatización general de los procedimientos
rituales utilizados cotidianamente.
Palabras clave: Música mapuche; práctica ritual mapuche; música y ritual; estrategias de ritualización; dramatización
sonora.
MUSIC AS STRATEGY OF RITUALIZATION: AN APPROACH TO MAPUCHE RITUAL PRACTICE
Abstract: In this article I suggest, based on my ethnographic work and bibliographic discussion, that, due to their
emphasis on two massive ceremonies (ngillatun and machitun), studies on Mapuche music have paid little attention
to the role of music in daily “ritualized” practices, thus limiting reflection about musical action in ritual contexts only
to certain collective ceremonial events. On the contrary, I consider that observing music in various ritual situations can
contribute to the understanding of the purposes and agency that sounds and music possess in the Mapuche world. To
this end, I propose a way of approaching Mapuche ritual practice which identifies ritualized practices and collective
ritual events and I consider collective musical action as a strategy of ritualization that is framed within a general
dramatization of ritual procedures used on a daily basis.
Keywords: Mapuche music; mapuche ritual practice; music and ritual; strategies of ritualization; sound dramatization.
Per Musi, no. 42, General Topics, e224202, 2022
2
Díaz-Collao, Leonardo. 2022. La música como estrategia de ritualización: una aproximación a la práctica ritual mapuche
Per Musi no. 42, General Topics: 1-22. e224202. DOI 10.35699/2317-6377.2022.36541
La música como estrategia de ritualización:
una aproximación a la práctica ritual mapuche
Leonardo Díaz-Collao, Universidad de Los Lagos, leodiazcollao@gmail.com
1. Introducción
Uno de los recursos más utilizados en la construcción de textos etnográficos y tema clásico de la antropología
(Marcus y Fischer 1999, 61), el ritual ha sido considerado una ventana privilegiada para acceder a las
creencias religiosas o significados culturales de un grupo humano. Ya sea que se lo entienda como “textoo
como “drama”, ambas analogías suponen la existencia de “algo”, de un significado contenido en el ritual que
puede ser decodificado, interpretado (Bell 2009a, 37-46). Son pocos los rituales que carecen de música, por
lo que las relaciones entre procesos musicales y estudios rituales presentan diversos abordajes posibles
(véase Brabec de Mori 2014). Para el caso mapuche, el pueblo-nación indígena más numeroso de Chile, el
foco de los estudios sobre sus rituales ha estado puesto en dos ceremonias masivas en las que la sica
goza de una presencia notable: el ngillatun, complejo ritual comunitario, y el datun, ceremonia terapéutica
más conocida como machitun. Observar estos rituales ilumina solo parte de su cosmología, opaca las
acciones cotidianas y basa la reflexión sobre la música solo en ciertos eventos de su práctica ritual.
Durante mi etnografía junto a una machi (chamán o especialista ritual mapuche), Mercedes Antilef, fui
testigo de una actividad ritual y musical bastante más mesurada que la que presentan ciertas difundidas
representaciones -en la academia y en la sociedad chilena- de especialistas rituales inmersas la mayoría del
tiempo en complejos ritos junto a su kultrung (timbal mapuche, empleado generalmente por la machi)
1
. En
el presente artículo sugiero, basado en mi trabajo etnográfico y en la discusión bibliográfica, que, debido al
1
Debo agradecer el sincero interés y compromiso de la machi Mercedes Antilef con la etnografía que realicé
en Temuco y alrededores (Región de La Araucanía, centro-sur de Chile) en el marco de mi investigación
doctoral de cuatro años. Además de la machi, los otros tres colaboradores protagónicos en dicho proyecto
fueron Isabel, Juan Ñanculef y la machi Hortensia Pilquiman, con quienes igualmente estoy en deuda por su
constante ayuda y consejo. En reiteradas ocasiones conversé con cada uno de ellos sobre la decisión de
adoptar estrategias de anonimato dado lo delicado de los temas que abordé. Isabel solicitó proteger su
identidad, por lo que he cambiado su nombre. Los otros tres colaboradores aparecen con su nombre real,
ya que ese fue el acuerdo. Mi investigación doctoral contempló diez meses y medio de trabajo de campo los
cuales distribuí en tres estancias: la primera, del 3 de enero al 14 de marzo de 2018, la segunda del 11 de
diciembre de 2018 al 6 de julio de 2019 y la tercera del 7 de febrero al 7 de marzo de 2020. Junto a mis
colaboradores pude participar y conocer varios ngillatun, ulutun, wetripantü, prácticas ritualizadas
cotidianas y algunos datun.
3
Díaz-Collao, Leonardo. 2022. La música como estrategia de ritualización: una aproximación a la práctica ritual mapuche
Per Musi no. 42, General Topics: 1-22. e224202. DOI 10.35699/2317-6377.2022.36541
énfasis en las ceremonias más espectaculares y numerosas, los estudios sobre música mapuche han prestado
poca atención al rol de la música en las prácticas “ritualizadas” cotidianas, lo que reduce la reflexión sobre
la acción musical en contexto ritual a ciertos eventos ceremoniales colectivos como si estos fueran
representativos de toda la práctica ritual mapuche. Por el contrario, considero que observar el despliegue
de la música en diversas situaciones rituales puede contribuir a la comprensión de las finalidades y agencia
que los sonidos y la música poseen en el mundo mapuche. Para este propósito, propondré un modo de
abordar la práctica ritual mapuche -que identifica prácticas ritualizadas, eventos rituales colectivos y
estrategias de ritualización- y reflexionaré sobre el rol de la música en dicha aproximación. Aunque varias de
las prácticas que incluiré en este texto suelen ser lideradas por machi, el modelo que presentaré incluirá
procedimientos y ceremonias que pueden ser oficiados por otros especialistas y en los que suele involucrarse
la sociedad mapuche en general.
La tendencia mayoritaria de las últimas décadas en las diversas disciplinas interesadas en el estudio de las
religiones es la de considerar al ritual como una dimensión presente en toda actividad humana.
Características como la repetición, la habitualidad, la formalidad o la función comunicativa sirven para
considerar a una gran cantidad de comportamientos (tal vez, “ritualizados”) como rituales (los juegos, el
deporte, el trabajo, el drama, el humor, el cortejo, la danza, la música, entre otros) (Bell 2009a, 69-74). Algo
similar ocurre con la performance: si se la entiende como objeto/proceso de análisis, se tratará de “diversas
prácticas y eventos como danza, teatro, rituales, protestas políticas y entierros”; si la consideramos un
enfoque metodológico, el abanico de posibilidades aumenta, “la obediencia cívica, la resistencia, la
ciudadanía, el género, la etnicidad y la identidad sexual” pueden ser entendidas como performance (Taylor
2015). Desde esta aproximación, que se refiere al objeto y al método, los rituales más complejos
protagonizados por machi y los actos cotidianos repetitivos de una mujer mapuche rural, como llamar a sus
aves cada mañana para darles de comer, serían indistintamente performances
2
. Y tanto el machiluwün,
ceremonia de iniciación de una nueva machi, como el acto de pedir permiso a un laurel (triwe), a través de
una breve oración para desprender una rama que será utilizada con fines terapéuticos, serían rituales. Como
Catherine Bell observa, que todo sea una “cuestión ritual” lleva el tema a proporciones difíciles de organizar
y los rituales dejan de ser una actividad diferenciada de otros comportamientos sociales (Bell 2009a, 73-74).
Por otro lado, también debe considerarse la siguiente problemática. Como la autora señala, “hay evidencia
de que los actos rituales no son una categoría clara y cerrada de comportamiento social”
3
. Por lo tanto, no
se trata de acomodar ciertas prácticas mapuche a conceptos antropológicos, sino de evaluar su pertinencia
y relevancia. ¿Es “ritual” un término adecuado para referir a determinadas prácticas colectivas significativas
de la sociedad mapuche? ¿Por qué no utilizar otras expresiones similares, tales como “ceremonia” -palabra,
al parecer, bastante común entre los mapuche- o “rito”? La cuestión terminológica es secundaria en el
presente artículo. De hecho, a lo largo del texto utilizaré ritual, ceremonia y rito indistintamente. Lo
significativo para mi aproximación es el foco en circunstancias, modos de actuar, estrategias culturales. Y es
en este marco en el que consideraré la música en la práctica ritual mapuche
4
. Volveré sobre algunas de las
2
Esto no supone necesariamente un problema metodológico para los estudios de la performance, pero
implica dificultades si se busca distinguir entre prácticas sociales.
3
“… there is evidence that ritual acts are not a clear and closed category of social behavior (Bell 2009a, 74).
Todas las traducciones son mías.
4
Considero que el empleo del concepto música para el caso mapuche es ante todo pragmático: permite
referirnos a determinadas prácticas sonoras, tales como el canto y la ejecución instrumental. Los criterios de
esta identificación parecen ser los señalados por Javier Silva-Zurita (2017, 104-110), rasgos sobre todo
4
Díaz-Collao, Leonardo. 2022. La música como estrategia de ritualización: una aproximación a la práctica ritual mapuche
Per Musi no. 42, General Topics: 1-22. e224202. DOI 10.35699/2317-6377.2022.36541
problemáticas esbozadas más adelante. Ahora continuaré con la explicación sobre la perspectiva que sigo
respecto la práctica ritual.
El modo de entender la acción ritual que adopto se distancia de los enfoques que ven al rito como figuración
-a través de diversas analogías: texto, drama, cápsula- de significados culturales, creencias religiosas o
cosmovisiones. Asimismo, me alejo de aquellas aproximaciones que dificultan la diferenciación de las
prácticas, como puede ser la propuesta de comprender “la música como ritual y el ritual como música”
5
o de
aquellas que intentan determinar qué es y qué no es un ritual
6
. Como ya he adelantado en parte, el marco
que seguiré es el desarrollado por Bell. Esta autora propone atender a las circunstancias particulares y a las
estrategias culturales que al mismo tiempo generan y diferencian a las actividades entre sí; al cómo y por
qué los sujetos actúan dando un estatus privilegiado a ciertas actividades por sobre otras. Utiliza el término
“ritualizaciónpara referirse a un modo de actuar, a estrategias culturalmente específicas, que permiten
distinguir -y privilegiar- cierto tipo de actividades de otras generalmente más cotidianas. El grado de
diferenciación de la acción ritual puede ser mayor o menor según la tradición que se considere. Es decir, la
ritualización es culturalmente específica, estratégica y contextual. Este marco desplaza el foco de los
discursos teóricos sobre el ritual, que se basan en la oposición pensamiento/acción, a la práctica humana,
que puede ser caracterizada y tiene su propia lógica (Bell 2009a).
Lo anterior no impide a la autora proponer en un trabajo posterior categorías (basadas en taxonomías
prototípicas propuestas por investigadores anteriores y en ningún caso cerradas ni fijas) para clasificar la
actividad ritual (Bell 2009b, 93-137). Además, propone ciertas características (formalismo, tradicionalismo,
invariancia disciplinada, reglas, simbolismo sacro y performance) propias de los rituales que, sin embargo,
pueden ser observadas en otras prácticas sociales (Bell 2009b, 138-169). En síntesis, la obra de Bell permite
atender al ritual como acción humana y además entrega herramientas para identificar prácticas cotidianas
“ritualizadas”. Basado en dicha aproximación, en el primer apartado del presente artículo identificaré
algunas prácticas ritualizadas de las machi a partir de la experiencia de Mercedes, pero que pueden
observarse -al menos algunas de ellas- en la sociedad mapuche en general. Posteriormente, me referiré a
cuatro eventos colectivos del mundo mapuche que suelen ser considerados rituales por la literatura. En
ambas secciones atenderé a la presencia (y en algunos casos, la ausencia) de la música en las acciones
mencionadas para luego reflexionar, en los últimos apartados, sobre la música como estrategia de
ritualización en la práctica de las machi y en el mundo mapuche.
sonoro-musicales: empleo de instrumentos tradicionales, determinado material tonal, patrones rítmicos y
técnicas estilísticas. Adhiero a este modo de discernimiento y al uso de la categoría música para ciertas
expresiones sonoras. No obstante, como se verá, es importante considerar otras técnicas audibles
empleadas en la práctica ritual mapuche que exceden los límites del concepto música.
5
“… music as ritual and ritual as music…” (Friedson 2009, 12).
6
Si bien el presente artículo se basa en el segundo capítulo de mi tesis doctoral (Díaz-Collao 2020, 109-174),
he modificado y desarrollado varios de sus argumentos lo que ha derivado en nuevas ideas sobre la práctica
ritual mapuche y el rol de la música en ella. Una de las principales diferencias respecto a las ideas sugeridas
en mi disertación doctoral radica en que allí fue central la distinción entre prácticas “ritualizadas” y rituales,
mientras que en el presente texto esta cuestión es secundaria.